Viaja2Photography

El mundo es para recorrerlo, mejor en compañía. Y la vida…también.


Deja un comentario

Salidas por Madrid: Teatro Cofidis Alcázar

“Si la cosa Funciona”, de Woody Allen. Teatro Cofidis Alcázar. Jueves 13-8-15, 8,30.

SAM_8982

Tarde de teatro en Madrid y, antes de entrar, paseo por los alrededores, calle de Alcalá, Gran vía, Red de San Luis, Puerta del Sol…

“Si la cosa funciona” Una obra desenfada y entretenida, con un guion claramente de Woody Allen y frases típicas suyas magníficamente representadas por todos los actores, principalmente, para mi gusto,  por  José Luis Gil  (el vecino concejal de “Aquí no hay quién viva” la conocida serie de TV).  Gil, da vida a Boris quien nos cuenta sus enredos familiares y sentimentales y en el que se adivina perfectamente la verborrea de Allen.  Como es su alter ego, el autor le ha dado a Boris varias oportunidades en el amor, y muy buena suerte para encontrarlo.  Boris sufre constantes ataques de pánico; se considera un genio (es un físico retirado que dice haber estado cerca de ganar el premio Nobel); demasiado inteligente para que le entienda cualquier ser humano y con una opinión negativa sobre la humanidad.

La obra está basada en la película ” Whatever Works” (Si la cosa funciona”)) escrita y dirigida por Woody Allen y estrenada en el 2009 (wikipedia).

SAM_8979

El teatro Cofidis Alcazar está en un edificio modernista de 1920-25 con una preciosa fachada restaurada en 2004 y situado en la calle Alcalá 20. En su sótano está el local en el que estaba situada la discoteca del mismo nombre, y de amargo recuerdo, que se incendió en 1983  y en la que murieron  81 personas. Al mirar el nombre y el número 20 en la fachada, da un poco de repelús y no puedes evitar recordar la tragedia.

SAM_9010

El teatro es verdaderamente incómodo; con una sala muy estrecha y alargada, en la que hay 800 butacas.  Nuestras butacas, en la fila 21, bastante detrás y bajo el piso de la planta superior, eran algo agobiantes pues tenían el techo un poco bajo. Pero, lo mas horrible eran las butacas en sí (800). Pequeñas, bajas de respaldo y, tan incómodas que, a los diez minutos, estábamos deseando salir corriendo. Y, lo peor, no podías removerte en ellas, pues hacían un ruido a mueble viejo que se oía en toda la sala. Aún con el ruido, los espectadores nos removíamos con cuidado de vez en cuándo, buscando algo de comodidad que no se encontraba de ninguna manera.

A pesar de ello, disfrutamos de la obra que nos pareció muy buena.

Y al volver a casa en el coche, ya de noche, la Gran Vía y sus teatros con musicales nos volvían a llamar la atención.


Deja un comentario

Weekend Reflections

En un parque de Azca, el centro financiero de Madrid, se celebraba este fin de semana MadrEat un festival mensual de comida en camionetas o food trucks y un mercado de streetfood (“un espacio abierto en el que alojar mensualmente foodtrucks, stalls, tenderetes, furgonetas, carritos y containers”, según la organización).

En las ventanas de un edificio cercano se reflejaba alguna zona de este festival.SAM_8824Entrada vinculada a Weekend Reflections.


1 comentario

SAM_8728

SAM_8727
SAM_8714

SAM_8733

En nuestro viaje a Vancouver, había comprado alguna pocket coin como estas, que perdí cuándo me robaron el monedero del bolso.

Al año siguiente, mi hija me trajo de Whashington la moneda de MOM, y en nuestro crucero por Nueva Inglaterra y Canadá Este encontré en St. John estas otras monedas que, según contaban en la tienda, servían como símbolos de protección y para que, cada vez que las vieras en tu monedero, pensaras que deberías meditar sobre la inscripción que llevan detrás. La moneda china, la compré en un mercadillo en Madrid, y también me aseguraron que era de “la buena suerte”. Todas para mi son símbolo de cariño y buenos recuerdos.

In response to The Daily Post’s weekly photo challenge: “Symbol.”